Tuesday, September 27, 2011

Todo lo que quiso saber sobre tratamientos para trastornos de ansiedad

Buzz It

Vivir en constante temor y en perpetua preocupación no es un asunto gracioso. Sin importar el trastorno de ansiedad que uno sufre, es importante que se solicite ayuda profesional para recuperar el control sobre la propia vida. El tratamiento de trastornos de ansiedad puede tomar muchas formas, y puede ser muy exitoso en ayudar a las personas a superar y a combatir su ansiedad.

Como existen distintas clases de trastornos de ansiedad, el tratamiento para cada uno variará de un paciente al siguiente. Sin embargo, en general, los tres abordajes principales que los profesionales médicos prescriben como parte de un plan de tratamiento para trastornos de ansiedad son la medicación, terapia conductual, o una combinación entre ambas.

Entre las terapias conductuales utilizadas, dos de las más comunes son la terapia cognitivo conductual (TCC) y la terapia de exposición. Y, como lo implica su nombre, la terapia cognitivo conductual se concentra en los pensamientos de una persona, por ejemplo sus pensamientos así como sus comportamientos, y busca ayudar al paciente a identificar y combatir los patrones de pensamiento negativos y los pensamientos irracionales que disparan y aumentan la ansiedad.

Mientras tanto, la terapia de exposición coloca a quien sufre bajo el reflector, exponiéndolo directamente a su temor en un ambiente controlado y seguro. Con exposiciones repetidas e incrementadas a su temor, se espera que el paciente pueda ganar control sobre sus sensaciones, para darse cuenta de que el pánico que sienten es irracional, ya que lo que le causa temor no le causará (al menos poco) daño. Aunque la TCC y la terapia de exposición han hecho milagros para la mayoría de los pacientes, se debería observar que las terapias conductuales requieren de tiempo y paciencia, ya que pueden llevar de seis a doce semanas en mostrar mejoras sustanciales.

Por eso, algunos pacientes podrían inclinarse más por tomar píldoras. Esto, sin embargo, no siempre será lo mejor, ya que la medicación para el tratamiento de trastornos de ansiedad puede conformar hábitos y también puede tener muchos efectos secundarios. Entre las medicaciones más comunes y usadas para tratar los pacientes con trastornos de ansiedad están los antidepresivos y las benzodiacepinas. Sin embargo, la dosis exacta de la medicación será proporcional al tipo de trastorno de ansiedad que la persona exige.

Por ejemplo, aquellos que sufren de una fobia media quizás sólo necesitan tomar su medicación antes de un evento que dispare ataques de pánico, tal y como antes de hablar ante el público. Contrariamente, las personas que sufren trastornos de ansiedad más severos tales como trastorno obsesivo compulsivo, pueden necesitar tomar medicación de manera regular por un período extendido de tiempo. La investigación muestra que la medicación por su cuenta no siempre es exitosa, y que se alcanzan los mejores resultados posibles cuando la medicación es acompañada por terapia conductual.

Dicho esto, hay muchas técnicas de la autoayuda que se pueden usar como parte de un plan de tratamiento para trastornos de ansiedad. Incluso entre estas se encuentra el ejercicio regular. Muchos estudios han demostrado que el ejercicio es un gran eliminador de estrés que permite al cuerpo y la mente relajarse y sentirse en calma. En líneas similares, hay varias técnicas de relajación que se pueden usar, las cuales al ser practicadas regularmente le ayudarán a contrarrestar los síntomas emocionales y físicos asociados a la ansiedad.

Por otro lado, la hipnosis también puede ser utilizada en conjunto con la terapia cognitivo conductual, para inducir alivio al estrés y, por lo tanto, mejorar el tratamiento para trastornos de ansiedad. Cuando una persona está hipnotizada, el hipnoterapista induce a un estado de relajación profunda y, entonces, usa diversos métodos para ayudar a la persona a enfrentarse a sus miedos, para que luego estos miedos sean percibidos como irracionales e innecesarios.

Recuerde que si usted intenta algún tipo de tratamiento para trastornos de ansiedad y no funciona por alguna razón en particular, no debería desalentarse. Las mejoras no aparecen de la noche a la mañana. Por lo tanto, siempre tenga en mente que necesita ser paciente y también debe entender que si una opción no funciona, hay muchas otras opciones para tratamientos de trastornos de ansiedad que le ayudarán a contrarrestar su problema y recuperar su vida.


Clic aquí para comprar

No comments:

gsk

https://secure.shareit.com/shareit/checkout.html?PRODUCT[300429992]=1&languageid=1&stylefrom=300429992&backlink=http%3A%2F%2Fforexguide.blogspot.com&cookies=1¤cies=USD&pts=VISA,MASTERCARD,AMEX,DC